divendres, 14 de juny de 2013

La ILP per una Renda Garantida de Ciudadanía y la Renda Bàsica

Article publicat a  VIENTO SUR
 

La ILP por una Renta Garantizada de Ciudadanía y la Renta Básica


Sergi Raventós Panyella
Martes 11 de junio de 2013
Guardar este artículo en PDF
La campaña de la Iniciativa Legislativa Popular por una Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) en Catalunya para conseguir 50.000 firmas válidas arrancó muy fuerte desde que empezó a mediados de abril/1. Se puede decir, sin ningún miedo a exagerar, que de momento está siendo un éxito. Si tenemos en cuenta que en poco más de dos meses ya se va a realizar una tercera edición de pliegos de firmas nos podemos hacer una pequeña idea de la buena marcha que lleva. Cada edición que se hace es de 3.000 pliegos y en cada uno hay 29 casillas. Esto suma 87.000 firmas en cada edición.

Ahora bien, hay que recordar que una cosa es disponer de pliegos y la otra rellenarlos; se editan a demanda de las crecientes necesidades de material de las organizaciones que forman parte de la campaña, y algunas organizaciones, ya sea por su implantación o por su dedicación, están demostrando una gran capacidad de movilización y de recogida de firmas. Una recogida que se va a solicitar poder alargarla hasta el mes de octubre.

Pero no sólo se trata de recoger firmas en esta campaña. También se han hecho mociones y declaraciones de algunos ayuntamientos de Catalunya a favor de la RGC. Es el caso de los municipios de Sant Joan Despí, Igualada, Badía del Vallés, Sant Feliu de Llobregat, Palau Solità de Plegamans, Sant Cugat del Vallés, Cornellà de Llobregat, El Prat de Llobregat, Sant Andreu de la Barca, Polinyà, Vilanova i la Geltrú, Terrassa, Viladecans, Santa Perpetua de la Mogoda, Girona, etc. También el pleno municipal del ayuntamiento de Barcelona ha aprobado recientemente una declaración institucional de apoyo a la ILP.
Los actos y charlas en localidades se suceden cada semana con muy buena asistencia de público y debates francamente interesantes. Ediciones de materiales de todo tipo (carteles, chapas, trípticos, etc.) se hacen muy necesarios e incluso ha habido alguna gente que se ha llegado a imprimir las hojas de firmas que hay en la web http://www.rendagarantidaciutadana.net/index.php/es/ que no tienen ninguna validez legal, pero que es una muestra del creciente interés por la campaña.

A estas alturas, la campaña ya cubre algunos de los objetivos inicialmente programados: está llegando a muchos lugares de la geografía de Catalunya y se está discutiendo con muchas ciudadanas y ciudadanos sobre temas relacionados con la pobreza, la exclusión social, la garantía de rendas, el derecho a una renta garantizada de ciudadanía como se contempla en el Estatut de Catalunya, las políticas de recortes del gobierno de CiU, etc.

Para las semanas finales de campaña se preparan algunos actos y manifestaciones con la intención de que sean masivos: posiblemente ayunos, referéndums sobre la RGC en algunos municipios y seguramente una manifestación para los días finales de campaña.
Poder conseguir en torno a la campaña el apoyo de los partidos de izquierda representados en el Parlament de Catalunya (PSC, ERC, IC-EuiA i CUP) no está nada mal y más si tenemos en cuenta el papel que juega ERC respecto al actual gobierno de derechas de CiU y sus políticas de recortes y privatizaciones de los servicios públicos.

También se ha logrado el apoyo de los sindicatos mayoritarios, tradicionalmente “trabajistas” y que hasta hace poco eran muy reacios a discutir la posibilidad de obtener una fuente de ingresos no ligada al trabajo asalariado.

Y se ha logrado generar otro foco de resistencia social y debate, a sumar a la magnífica campaña de una ILP por la dación en pago de la vivienda que se ha hecho (y se sigue haciendo) en el Reino de España; y eso en un momento en el que hay más de 900.000 parados en Catalunya y 267.000 hogares en los que ningún miembro tiene empleo y con un incremento espectacular de la pobreza y la exclusión social como nunca se había visto.

La propuesta de la RGC mejoraría sustancialmente la Renta Mínima de Inserción (RMI) del actual gobierno de derechas de Catalunya desde 2011 y que supuso una reducción de un 27% en el 2012. Es bien sabido que la evolución de los expedientes de la RMI aumentó debido a la crisis y la fórmula que encontró el gobierno de CiU fue dificultar el acceso y parar los expedientes en curso. Así, cuando se inició la crisis el coste de la RMI era de 71 millones de euros en el 2007, en 2008 era de 76, en el 2009 de 129, en el 2010 de 159, en 2011 de 172 y de 129 millones en el 2012. El hachazo el año pasado, como se ve, fue muy drástico.
La RGC tiene una serie de ventajas respecto a la RMI: el importe (664 en 12 pagas), es un derecho subjetivo y no arbitrario o a disposición presupuestaria (como es el caso de la RMI), se percibe el tiempo que dura la situación y no está sujeto a obligación de participar a ningún tipo de actividad de inserción laboral o social como se exige en la RMI, etc.

La RGC y la Renta Básica

Paralelamente a la campaña de la ILP por una RGC la propuesta de una Renta Básica (RB) universal e incondicional ha ido ganando terreno en los últimos años en determinados sectores del 15M. En el segundo aniversario de la gran movilización del 2011, el movimiento del 15M, ha vuelto a incorporar la RB en su plataforma reivindicativa de seis puntos. En los actos reivindicativos que se llevaron a cabo en Barcelona se realizaron algunas charlas sobre la RB los días antes de la manifestación del 12M y se llegó incluso a conseguir un buen cortejo en la misma. Para la ocasión se editaron el manifiesto por la RB, billetes de 700 euros (importe de una posible RB) e, incluso, camisetas estampadas. A destacar la participación en el cortejo de la manifestación de colectivos como los Iaioflautas, firmes partidarios de esta propuesta desde hace tiempo, encabezando la pancarta de la RB.

Las ventajas de una RB respecto a los subsidios condicionados se han puesto de manifiesto en algunos artículos y charlas /2 que se han podido organizar conjuntamente entre miembros de las dos propuestas. La Red Renta Básica (www.redrentabásica.org ) está apoyando desde el principio la propuesta de la RGC con algunos fedatarios y miembros en la comisión promotora. Asimismo, también han estimado económicamente la cuantía que supondría para las arcas públicas.

En las charlas que se celebran sobre las dos propuestas se hace evidente la creciente simpatía por la RB. Creemos y así lo defendemos los miembros de la RRB que la ILP además de proponer una solución para la situación de emergencia social, también puede ser un paso más hacia la instauración de una RB plenamente universal e incondicional.

La RB tiene unos fundamentos que la hacen mucho más atractiva que la RGC para buena parte de quien escucha las razones y los argumentos que se dan a favor de una y otra. Vamos a nombrar unos cuantos. La RGC es un subsidio condicionado, en este caso, a tener ingresos inferiores al Índice de suficiencia económica que fija cada año la Generalitat y que en estos momentos es de 664 euros al mes. En definitiva, cualquier trabajo que lleve a superar estos ingresos, por temporal y miserable que sea, es incompatible con la RGC. No se puede acumular, a diferencia de la RB. Esto puede generar las llamadas trampas de la pobreza y del paro. Estas trampas aparecen por el hecho que las percepciones monetarias de los subsidios condicionados, como es el caso de la RGC, no se pueden juntar o acumular. De ahí la inexistencia de estímulos para aceptar ocupaciones a tiempo parcial o con una remuneración de, pongamos por caso, 700 euros. A diferencia de la RGC y esto es muy importante, la RB no constituye un techo, sino que define un nivel básico, a partir del cual las personas pueden acumular cualquier ingreso. La RB podría ser un estímulo en muchos casos para desarrollar trabajos remunerados, mientras que los subsidios condicionados no suponen este incentivo, sino que representan todo lo contrario.

Una de las razones que más apoyo está registrando en algún debate entre la gente más joven es el argumento que la RB se garantizaría “de entrada”, ex ante y no cuando se ha caído en una situación de pobreza, vulnerabilidad y exclusión social. Es por tanto la RB, una medida preventiva de la exclusión social. Es una razón importante para todas aquellas que queremos democratizar las relaciones sociales, garantizar una existencia material para poder ser autónomos y realizar aquello que realmente queremos y no lo que se nos impone por carecer de un mínimo de recursos materiales. Se trataría pues, con políticas de corte universal e incondicional como la RB, de poder tener un conjunto de recursos que garantizaran nuestra existencia en condiciones de dignidad y que contrarrestaran la dinámica desposeedora que ejerce el capitalismo /3.

A diferencia de la RGC, al no ser condicionada, la RB sería percibida por toda la población. Toda, también los ricos. Eso es mucho dinero, por supuesto. Pero no hay que confundirse en absoluto. Que la perciba todo el mundo no quiere decir que todo el mundo gane. Los ricos pierden en todas las propuestas de financiación políticamente interesantes. En un proyecto con diferentes simulaciones de financiación de una RB para Catalunya que se realizó el 2005 (y que pronto se va a actualizar con datos más recientes), el 60% de la población con menos renta se beneficiaba con la RB, un 15% se quedaba igual y el 15% más rico salía perdiendo. En el año 2005 la propuesta era de 5.414 euros anuales para toda la población censada en Catalunya y de 2.707 para los menores de 18 años. En esta propuesta de financiación se contemplaba la integración de las rentas y prestaciones inferiores a la RB (RMI, PNC, subsidios, etc.). El hecho de ser universal elimina los típicos problemas de los subsidios condicionados, como el examen de recursos (muy costoso para la administración), y acaba con la estigmatización de los perceptores (por ser pobre, discapacitado, toxicómana, etc.)

La RB no es solamente una medida contra la pobreza cómo bien entienden las gentes del 15M; es una propuesta que quiere dotar a la población de existencia material digna, para posibilitar la libertad efectiva a los miembros de la sociedad. Esta es la característica definitoria que ha captado toda la derecha (PP, CiU y PNV) y es por ello que cuando se ha discutido dos veces en el parlamento del Reino de España se ha considerado muy peligrosa.

Se ha destacado también en algunas ocasiones la gran importancia que podría suponer en el caso de huelgas largas disponer de un sostén económico como la RB (una verdadera caja de resistencia) para poder aguantar el tiempo necesario que requieran los conflictos laborales, sin tener que ceder al chantaje de la existencia material.

Quienes defendemos la RB (cada vez más numerosos) sabemos que habrá que recorrer un largo camino lleno de dificultades para conseguirla, ya sea por su carácter profundamente redistributivo de la riqueza o por lo que supondría de aumento de la capacidad negociadora para las clases trabajadoras.
Mientras tanto y hasta que no la consigamos, la gente debe disponer de unos mínimos para poder sobrevivir. Por eso apoyamos la RGC, pero con una mirada puesta más allá, hacia una RB.
10/06/2012

Sergi Raventós Panyella es miembro de la Comisión promotora de la ILP por la RGC (http://www.rendagarantidaciutadana.net) y vocal de la Junta directiva de la Red Renta Básica (www.redrentabasica.org )

Notas

1/ http://vientosur.info/spip.php?article7825
2/ ver algunos artículos aparecidos en SP:
http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5578, http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5823
3/ http://www.observatoridesc.org/es/ilp-renta-garantizada-ciudadana-motivos-firmar-y-ir-mas-alla



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada