diumenge, 19 de juny de 2016

La era de los combustibles fósiles en generación eléctrica llegará a su fin en menos de una década

Article publicat a El Periódico

La manera de obtener energía eléctrica está a punto de cambiar drásticamente. Según el informe de Bloomberg New Energy Finance, New Energy Outlook 2016, en menos de una década, la era de los combustibles fósiles va a llegar a su fin, y no solo se refiere al petróleo sino también al gas y al carbón. De hecho, no se va a producir una revolución en el consumo de gas porque las energías renovables van a adelantarse y colocarse como las primeras tecnologías en abastecer de electricidad y energía al mundo de aquí a los próximos 25 años.
Y la razón no está en la falta de carbón, petróleo o gas, sino porque la alternativa renovable será mucho más barata y asequible gracias a la continua rebaja de sus costes, al desarrollo del almacenamiento de la energía y al progreso del uso del coche eléctrico, que llegará más rápido de lo esperado.
El pico de consumo de combustibles fósiles ya ha llegado a su cima y las cifras así lo demuestran. Las energías renovables representarán el grueso de la inversión de toda la capacidad de generación de energía en los próximos 25 años, que se estima en más de 10 billones de euros y solo 1,85 billones de euros serán invertidos en combustibles fósiles, principalmente en las economías emergentes, de los cuales poco más de 1 billones de euros se empleará en nueva capacidad para centrales térmicas de carbón y 780 millones de euros en nuevas plantas de gas.
“No se puede luchar contra el futuro”, ha dicho Seb Henbest, el autor principal del informe, “la economía mundial va abocada a señalar el año pico para el carbón, el gas y el petróleo en el 2025”.
Los cambios masivos a los que se refiere el informe se pueden enumerar en ocho:
1.- No habrá ninguna edad de oro del gas y los precios del gas y el carbón seguirán siendo bajos.
Bloomberg New Energy Finance ha reducido sus previsiones a largo plazo para los precios del carbón y de gas en un 33% y 30% respectivamente, lo que refleja un exceso de oferta proyectada para ambos productos. Y aunque se reducirá radicalmente el coste de la generación por combustión de carbón o gas, no será suficiente para descarrilar una rápida transición global hacia las energías renovables. Su impulso será imparable.
2.- Las inversiones en energías renovables supondrán el 85% de las inversiones totales.
Hasta el año 2040 se invertirán cerca de 7,8 billones de dólares (6,9 billones de euros) en energía renovable en todo el mundo. De esa cantidad, 3,1 billones de dólares se invertirán en eólica terrestre y marina. La fotovoltaica en tejado, en grandes instalaciones solares y para uso doméstico atraerán 3,4 billones de dólares de inversión, mientras que 911.000 millones de dólares se destinarán a la energía hidroeléctrica.
En 2040, Europa el 70% de su energía provendrá de fuentes renovables, desde el 32% que ya produjo en 2015. Y en EEUU, la proporción de energías renovables crecerá al 44%, desde el 14% de 2015.
“Como fuente mundial de generación, el gas será superada por las renovables en 2027 y en 2037 alcanzarán al carbón”, ha apuntado Elena Giannakopoulou, economista senior de energía del informe.
Producción anual de electricidad de las principales tecnologías de generación, 2016-2040, mil TWh. Fuente - Bloomberg New Energy Finance NEO 2016
Producción anual de electricidad de las principales tecnologías de generación, 2016-2040, mil TWh. Fuente – Bloomberg New Energy Finance NEO 2016
3.- La revolución del coche eléctrico permitirá aumentar la demanda energética del futuro.
El auge del coche eléctrico es compatible con la demanda de electricidad, que está bajando en los países desarrollados por la puesta en marcha de medidas de eficiencia energética cada vez más generalizadas, y añadirá 2,701TWh, o el 8% de la demanda mundial de electricidad en 2040 – lo que confirma el pronóstico de BNEF, que va a representar el 35% de las nuevas ventas de turismos en todo el mundo en ese año, equivalente a 41 millones de coches, unas 90 veces la cifra de 2015.
4.- Las baterías y el almacenamiento de energía permitirán el desarrollo de las redes inteligentes.
Otro hallazgo clave del informe es que el almacenamiento de energía a pequeña escala será un mercado de 250 millones de dólares y aumentará en casi 760 GWh en el año 2040. Actualmente está en torno a los 400 MWh. Y su principal mercado será el coche eléctrico, que ayudará a bajar el precio de las baterías de ión-litio para que sean asequibles a todo el mundo.
5.- Los costes de la energía fotovoltaica y eólica seguirán bajando.
Estas dos energías se convertirán en las tecnologías más baratas de producir electricidad en muchos países durante la década de 2020 y en la mayoría del mundo en la década de 2030.
6.- Se optimizará al máximo la producción en los parques eólicos y en las plantas fotovoltaicas.
7.- La preocupación por las emisiones de CO2 seguirá creciendo, no solo en los países desarrollados sino en las grandes potencias y en los mercados emergentes.
8.- Las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera se irán controlando en los próximos años, aunque no se prevé una reducción importante.
Por último, el informe se centra en dos países muy contaminantes y con gran capacidad de quema de carbón. China e India. Segun BNEF, en China la generación por carbón seguirá cayendo y más rápido de lo previsto, porque el gigante asiático está virando hacia un modelo energético basado en las renovables. En un plazo de 10 años, el carbón generará 1.000 TWh, un 21% de lo que se predijo el año pasado.
En el caso de India, esta economía emergente será la clave para la evolución futura de las emisiones globales de CO2. Su demanda de electricidad se prevé que crezca 3,8 veces entre 2016 y 2040. A pesar de una inversión de 611.000 millones de dólares en energías renovables en los próximos 24 años, y 115.000 millones en armas nucleares, seguirá dependiendo en gran medida de las centrales eléctricas de carbón para satisfacer la creciente demanda. Esto se prevé como resultado una triplicación de sus emisiones anuales del sector eléctrico en 2040.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada