dilluns, 12 d’octubre de 2015

¿Por que la tasa de Interés cero es un error ?

Article de Herman Daly, publicat  a  The Daly News, (CASSE)  | 17 /9/ 2015
L'article es refereix a la política monetària d'EEUU, però és aplicable també a Europa
 
El mercado de valores ha sufrido  una caida, por lo que la Fed probablemente continuará manteniendo  la tasa de interés a cero siguiendo  con su objetivo de apoyar los precios de los activos a través de  la flexibilización cuantitativa. ¿Qué es lo que va  mal con un tipo de interés cercano a cero? ¿No es esta una medida para  impulsar la inversión, el crecimiento y el empleo?

Hay muchas cosas que van mal con un tipo de interés cero. Recuerde que la tasa de interés es un precio que se paga a los ahorradores,   prestando a los  inversores. A un precio cero, los ahorradores ahorrarán menos y recibirán  menos rentabilidad por  los ahorros acumulados, así que  ahorradores y pensionistas están penalizados. Con  un precio cercano a cero para los préstamos, se está subvencionando a  los inversores que invertirán en casi cualquier cosa, lo cual va a traer muchas malas inversiones y rendimientos  negativos, fomentando  la ya avanzada transición de la economía  desde un crecimiento económico   hacia un crecimiento antieconómico. El Interés Cero promueve una demanda infinita de ahorros con una oferta nueva nula. Pero la "oferta" se provee  artificialmente con  la impresión de dinero por la Fed.

La demanda infinita se  frenaría a través de los crecientes costos crecientes de los recursos naturales y de los daños al medio ambiente, si estos costos estuviesen  internalizados, pero no lo están. Sin embargo, los costos ambientales son reales y no desaparecen simplemente por el hecho de que no se contabilicen. Con dinero gratis y los costos ambientales no contabilizados, ¿por qué no invertir fuertemente en fracking?

Una distribución muy desigual de los ingresos frena  la demanda, por lo menos para los bienes que no son de lujo. Los ricos tienen un excedente cada vez mayor de dinero para invertir, lo que también ayuda a mantener baja la tasa de interés. Si las tasas hipotecarias caen, beneficiará  a los ciudadanos en el momento de comprar la vivienda, sin embargo  van a perder  más en sus cuentas de jubilación. Además, existe otra repercusión  significativa con la tasa cero que se  paga a los ahorradores y las tasas positivas que se cargan en la tarjeta de crédito y otras deudas,  lo cual a los bancos les va  bastante bien.

Pensemos también  por un momento en el cálculo del valor actual de las finanzas: el flujo perpetuo de ingresos futuros dividido por la tasa de interés da su valor capitalizado. Si la tasa de interés es cero, entonces el valor capitalizado actual de cualquier flujo de ingresos perpetuo positivo se hace infinito. Por decirlo de otra manera, un tipo de interés cero es equivalente a decir que un flujo hipotético de ingresos en el futuro infinito està totalmente disponible en la actualidad.  La oferta de capital financiero en términos de su valor actual es infinito. Pero se supone que el capital financiero es una medida de capital real que  no es infinito. La tasa de interés, en un grado significativo, también refleja el riesgo de pérdida. Con un capital infinito poco importa si se pierde algo, así que el riesgo tampoco se contabiliza.
  
A escala  macroeconómica, las tasas de interés cero estimulan el crecimiento agregado a niveles ecológicamente insostenibles además de antieconómicos. Las tasas de interés cero también negligen el  riesgo de la pérdida, fomentando la mala asignación microeconómica a proyectos estúpidos. Al mismo tiempo,  redistribuyen el ingreso de manera desigual. ¿Todo esto no induce a pensar que la política de establecer tasas de interés cero podrían ser insensatas?  Los economistas se enorgullecen de su conocimiento de las matemáticas avanzadas, pero no parece importarles el hecho de que sus políticas implican una división por cero!

Por supuesto que con un desempleo severo  vale la pena, como dijo Keynes, contratar a gente para cavar agujeros y llenarlos de nuevo con el fin de aumentar el gasto. Sin embargo, sería  mejor que el Tesoro pagara, emitiendo dinero nuevo, a los cavadores de agujeros en lugar de hacerlo a través de la Fed, mediante la distorsión de la escala, la distribución y la asignación de los recursos de toda la economía, con las tasas de interés cero con el fin de crear dinero bancario  nuevo. Además, el dinero creado por el Tesoro no le cuesta al ciudadano  ningún interés, mientras que el dinero creado por la Fed nos cuesta la tasa positiva con cargo a los prestatarios y no el tipo cero pagado a los depositantes. El dinero es un servicio público como una carretera. ¿Deberíamos  permitir a los bancos privados que establecieran  un peaje y nos cobrasen   por el uso de las carreteras  públicas? Por cierto, la Fed es propiedad de los bancos privados que son sus  miembros.

¿Cómo lo hace la Fed para mantener la tasa de interés a cero? Imprimiendo moneda con la llamada flexibilización cuantitativa. Algunos hiper-keynesianos quieren un tipo de interés nominal negativo (ya tenemos una tasa real negativa cuando se hacen las correcciones  relativas a la inflación) porque todavía no hemos llegado al pleno empleo, incluso a un tipo de interés cero. Pero esto es tan insensato  que por si solo requiere  una discusión aparte.

¿Por qué esta enorme expansión monetaria no ha provocado más inflación? Por un lado, porque el dólar es una moneda de reserva y otras naciones mantienen grandes activos en dólares. Además, otras monedas importantes, siguiendo la misma política expansiva, se han ido depreciando  frente al dólar aunque esta tendencia  no es probable que continúe. Por otra parte, en realidad ha habido  inflación, pero de una manera  oculta. En lugar de estimular la nueva producción y el empleo, el nuevo dinero ha incrementado la demanda de activos existentes, tales como acciones, casas, arte, etc., proporcionando poco empleo y dirigiéndonos a las burbujas especulativas. El Indice de Precios al Consumo (IPC), la medida oficial de la inflación, no incluye activos de capital. Y las políticas simultaneas de mano de obra barata, deslocalización de la producción y  tolerancia de  la inmigración ilegal deprime los salarios y mantiene  la inflación bajo control. Además, la externalización de los costos ambientales crecientes mantiene los precios más bajos de lo que deberían ser. Además, como cualquier consumidor puede testificar, la cantidad de alimentos por envase es cada vez menos y la calidad del servicio de las líneas aéreas, proveedores de Internet, servicios públicos, etc. se está deteriorando. Nuestro principal periódico, el New York Times, ahora repite muchos  los mismos artículos una y otra vez durante  semanas. Obtener  menos cantidad o calidad o más repeticiones por el mismo precio es equivalente a un incremento oculto de la  inflación. Así que la afirmación de que la flexibilización cuantitativa aún no ha dado lugar a la inflación es, en el mejor de los casos, una verdad a medias que, sin duda, nos  ha traído  substitutos inflacionistas no medidos por el IPC. Algunas versiones oficiales del IPC incluso excluyen conceptos básicos como la energía, los alimentos y la vivienda (demasiado "volátil" es la excusa). ¿Alguna vez no ha tenido  la sensación de que le están mintiendo?

Manipular la tasa de interés como una política variable es una mala idea. Tiene demasiados efectos secundarios, repercutiendo en demasiadas direcciones diferentes, sobre todo en un sistema monetario de reserva fraccionaria. Sería mejor controlar la oferta de dinero directamente,  con un cambio  hacia un sistema bancario de reserva completo. Deberíamos abolir la Fed, dejar que el Tesoro controlase directamente la oferta de dinero, restringido por la necesidad de  evitar la inflación y  no por el  presupuesto. Una entidad que puede crear dinero no se enfrenta  a ninguna  restricción presupuestaria y no tiene ninguna necesidad de pedir prestado, pero sí que tiene una restricción con el índice de precios y tiene que  ser controlada para la evitar la inflación (o deflación).

Mientras el público quiera tener más dinero, el Tesoro podrá seguir creándolo y gastándolo. Cuando la gente se incline más por  mantener  bienes reales y menos  dinero, irán a cambiarlo  por mercancías que impulsarán a la alta el índice de precios: Esta es la señal para que la Tesorería detenga  la emisión de dinero y, si es necesario, retire una parte de él. El dinero en un sistema bancario de reserva completo, se convierte en un deuda pública que no devenga intereses, en lugar de ser una  deuda privada que sí los devenga. El señoreaje (beneficio de la creación de dinero token  ( vales de dinero) a un costo insignificante y recibiendo su valor nominal a cambio) se destinaria íntegramente al gobierno y no principalmente a los bancos privados. Además, los bancos ya no tendrían  el poder extorsionador  con la posibilidad de poder quebrar todo el sistema bancario  como ahora se le permite con  las reservas fraccionarias. La tasa de interés, al igual que otros precios, puede autorregularse  y  determinarse a través de la oferta y la demanda. El foco de la política debería  estar en  gestionar la oferta de dinero, limitada por un índice de precios constante. En efecto, el valor real del dólar está respaldado  por todos los productos básicos del índice de precios, más que el oro, o la "confianza y credibilidad en eel gobierno de los Estados Unidos." (Véase   "Nacionalizar el dinero y no los bancos").

Las políticas de este tipo, pero elaboradas con  mucho más detalle, actualmente son defendidas  por la ONG británica conocida como  Positive Money. Esta ONG  está revitalizando  y actualizando  la economía monetaria sólida de Frederick Soddy, Irving Fisher, Frank Knight y otros destacados economistas de la década de 1920. La banca de reserva fraccional está apoyando  toda la estructura de pirámide financiera de Ponzi (timo financiero) y nosotros necesitamos urgentemente, avanzar hacia un sistema bancario de reserva completo para escapar de la inestabilidad.

Traducció N.C

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada