dimarts, 11 de novembre de 2014

El Colapso en los Precios del Petróleo y la Seguridad Energética en Europa

Post de Ugo Bardi traduit i publicat al bloc  La Encrucijada Sistémica


En esta entrada traduzco un post de Ugo Bardi, Profesor de Química Física de la Universidad de Florencia. El pasado miércoles 5 de Noviembre, realizó una charla en una audiencia en el parlamento Europeo, dentro de su "Comité de Industria, Investigación y Energía" con el siguiente título: "Tendencias en la producción de hidrocarburos fósiles en el mundo. El efecto de la disminución de los rendimientos energéticos".


A continuación reproduzco la entrada resumen de Ugo Bardi, en su Blog "Cassandra Legacy", cuyo nombre hace un guiño al personaje de la mitología griega que previó la caída de Troya y nadie le creyó:

El colapso en los precios del petróleo y la seguridad energética en Europa


Esta es una versión escrita de la charla breve en la audiencia en el parlamento de la Unión Europea sobre seguridad energética el día 5 de Noviembre de 2014 en Bruselas. No es una transcripción, sino una versión acortada que intenta mantener el sentido de lo que expuse. En la fotografía, podéis observar a los asistentes, y en la pantalla de TV, a un servidor tomando la instantánea.
Damas y caballeros, antes de todo, permítanme decir que es un placer y un honor dirigirme hoy a tan distinguida audiencia. Estoy aquí como miembro de la Universidad de Florencia y también como miembro del Club de Roma, pero me gustaría aclarar en este momento, que lo que voy a decirles son mis opiniones propias, no las del Club de Roma o las de mi Universidad.

Dicho esto, puntualizar que hasta ahora hemos estado discutiendo sobre la crisis del gas y la situación en Ucrania, pero tengo que alertar de que hay otra crisis en marcha – quizás mucho más preocupante – que tiene que ver con el petróleo crudo. Esta crisis se está generando por la rápida caída de los precios del petróleo durante las pasadas semanas. Tengo que decirles que los precios bajos en el petróleo NO son algo bueno por razones que intentaré explicar. En particular, precios bajos del crudo hace imposible a muchos productores de petróleo obtener beneficios de su actividad (es decir, rentabilizar su inversión) y puede generar grandes problemas para la economía mundial, justo como ya sucedió en 2008.

Si me permiten, comenzaré con un vistazo a las tendencias a largo plazo en los precios del petróleo. Aquí lo tienen, con datos obtenidos de la página de BP.

Gráfica 1



Estos datos llevan corregida la inflación. Pueden ver fuertes oscilaciones, pero también una tendencia evidente de crecimiento. Acerquémonos para ver lo últimos 10 años:

Gráfica 2


Estos datos no llevan corregida la inflación, pero la corrección no es grande en este rango de tiempo. Los precios están creciendo, pero se estabilizaron durante los últimos 4-5 años en algún punto alrededor de los 100 US$ por barril. Fijénse en la caída en el último mes más o menos. Transcribí estos datos hace cerca de una semana, hoy estamos incluso a precios más bajos, bien debajo de los 80 dólares por barril.

La pregunta es: ¿Qué genera estas tendencias? Obviamente, hay factores financieros de todo tipo que tienden a crear fluctuaciones. Pero, al final, lo que determina precios es la interacción entre la demanda y la oferta. Si los precios están demasiado altos, la gente no puede permitirse comprar; esto es lo que llamamos “destrucción de la demanda”. Si los precios están demasiado bajos, entonces es la oferta la que es destruida. Simplemente, los productores no pueden vender sus productos con pérdidas; al menos no por mucho tiempo. Por lo que hay un rango de precios que son posibles para el petróleo: demasiado altos, los clientes no pueden comprarlo, demasiado bajos, y las compañías no pueden venderlo. De hecho, si miran el histórico de precios, podrán observar que cuando los precios superaron los 120$ por barril  (valor actual del dólar) el resultado posterior era una recesión y un colapso de la economía.

En última instancia, es el coste de producción el que genera el límite del precio por debajo. Aquí, entramos en el núcleo del problema. Como pueden observar en el gráfico de precio anterior, hasta más o menos el año 2000, no hubo problema para que los productores consiguiesen beneficios vendiendo petróleo a un precio de alrededor de los 20 dólares por barril. Entonces “algo” cambió, que causó que los precios subiesen. Este “algo” tiene un nombre: el agotamiento.

El agotamiento no significa que se esté acabando el petróleo. Absolutamente no. Todavía hay mucho petróleo para extraer en el mundo. El agotamiento significa que gradualmente consumimos nuestros recursos y – como pueden imaginar – tendemos a extraer y producir en primer lugar los recursos menos caros. Entonces, mientras el agotamiento sigue adelante de forma gradual, nos quedan disponibles para extraer las fuentes más caras. Y, si la extracción cuesta más, entonces los precios de mercado deben incrementararse: como dije, nadie quiere vender con pérdidas. Y aquí tenemos el problema. Abajo, pueden ver el gráfico que muestra el coste de producción de petróleo para varias regiones del mundo. (De un artículo escrito por Hall & Murphy en “The Oil Drum”)

Gráfico 3


Por supuesto, estos datos deben de tomarse con precaución. Pero hay otros, similares, estimados, incluyendo un informe de 2012 de Goldman & Sachs, donde pueden leer que los desarrollos más recientes necesitan  un precio mínimo de 120$ por barril para que sea rentable. Aquí un fragmento del informe;




Por lo que pueden ver, con los precios presentes, un significativo 10% del petróleo producido actualmente se produce con pérdidas. Si los precios volviesen a los valores considerados “normales” hace solo 10 años, alrededor de los 40$ por barril, perderíamos la rentabilidad de más o menos la mitad de la producción actual de petróleo. La producción no colapsaría de la noche a la mañana: una buena fracción del coste de producción deriva de la inversión inicial en un pozo petrolífero. Por lo que, una vez desarrollado, sigue produciendo, incluso si los beneficios no vayan a cubrir la inversión inicial. Pero, a largo plazo, nadie querrá invertir en una empresa que tenga unos riesgos tan elevados de pérdidas.  Eventualmente, la producción debe bajar: Habrá todavía petróleo accesible teóricamente, pero no nos podremos permitir la extracción del mismo. Este es en esencia el concepto de agotamiento.

La típica objeción, en este punto, es sobre la tecnología. La gente dice, “Si, pero la tecnología bajará los costes de extracción y todo irá bien de nuevo”. Bien, me temo que esto no es así de sencillo. Hay límites para lo que la tecnología es capaz de conseguir. Dejen que les enseñe algo:




El objeto que ven en la parte de arriba de la imagen es un fragmento de lutita (o shale). Es el tipo de roca del que se puede extraer el petróleo de shale y el gas de shale. Pero, como pueden imaginar, no es algo fácil de hacer. Puedes bombear petróleo a partir de lutita; el petróleo está ahí, pero está encerrado en la roca. Para extraerlo, debes romper la roca en pequeños fragmentos; fracturarla (que es de donde viene el nombre de “fracking”). Pueden ver a la derecha una imagen del tipo de equipamiento necesario. Puedes estar seguro de que no sale barato. Y esto no es todo: una vez empiezas a fracturar, tienes que seguir fracturando. La tasa de decline de un pozo de fracking es muy rápida; estamos hablando de una pérdida de alrededor al 80% en 3 años. Y esto es caro también. Tenga en cuenta, por cierto, que estamos hablando del coste de producción. El precio de mercado es otro asunto, y es perfectamente posible para la industria tener que producir con pérdidas, si estuviesen entusiasmados con la idea de invertir en estas nuevas fuentes. Esto es justo lo que está sucediendo con el gas de shale en los EEUU; demasiado entusiasmo por parte de los inversores ha creado un problema de sobreproducción y los precios están demasiado bajos para cubrir los costes de la extracción.

Entonces, la producción de este tipo de recursos, el llamado “nuevo petróleo” es una tarea compleja y cara. Seguramente la tecnología puede ayudar a reducir los costes, pero piensa en esto: ¿Cómo puede reducir la energía necesaria para romper una roca y convertirla en polvo? ¿Va a golpearla con un smartphone? ¿Va a compartir una foto en Facebook con ella? ¿Va a introducirla en una impresora 3D? El problema es que romper y moler una roca requiere energía y esta energía ha de venir de alguna parte.

Eventualmente, el punto fundamental es que usted tiene un balance entre la energía empleada y la energía que extrae. Extraer petróleo requiere energía, podemos decir que requiere energía producir energía. El ratio entre las dos energías es la “Energia neta extraida” de todo el sistema, también conocida como Tasa de Retorno Energético (TRE). Por supuesto, usted quiere que este retorno sea lo más elevado posible, pero cuando usted trata con recursos no renovables, como el petróleo, la energía neta  que retorna desciende con el tiempo debido al agotamiento. Deje que le enseñe unos datos:





Como puede ver, la energía neta retornada para el petróleo crudo (arriba a la izquierda) declinó su TRE desde los 100 hasta los 10 aproximadamente  en más o menos 100 años (el valor de 100 posiblemente esté algo sobrevalorado, pero la tendencia sigue siendo correcta).  Y con energías netas menores, obtienes cada vez menos energía útil de un pozo petrolífero; como pueden observar en la imagen, en la parte baja a la izquierda. La situación es especialmente complicada para el llamado “nuevo petróleo”, petróleo de shale, biocombustibles, arenas bituminosas, y otros.  Era de esperar: este tipo de petróleos (o combustible líquido) son los más caros y están siendo extraídos por que nos estamos quedando sin los tipos más baratos.  Entonces, no es de extrañar que los precios deban aumentar si la producción tiene que continuar en los niveles a los que estamos acostumbrados. Entonces, cuando el mercado se de cuenta de que los precios están demasiado elevados para ser asequibles, tiene lugar el efecto contrario; los precios bajan para indicar a los productores que deben parar de producir un recurso que es demasiado caro.

Por lo que, tenemos un problema. Es un problema que aparece en forma de saltos repentinos en los precios; arriba y abajo, pero que gradualmente nos lleva a una situación en la cual no seremos capaces de producir tanto petróleo como solíamos hacer. Esto mismo es así para el gas, y pienso que la actual crisis en Europa, que es vista como principalmente política, en última instancia tiene sus orígenes en el agotamiento gradual de las reservas de gas. Todavía tenemos mucho gas para producir, pero se esta convirtiendo en un recurso cada vez más caro. La misma situación sucede para el carbón, aunque hasta la fecha no hemos visto grandes problemas – para el carbón los problemas vienen más de las emisiones de CO2 y el cambio climático; y este es un problema todavía más importante que el agotamiento. El carbón se puede considerar (quizás) como abundante (o por lo menos más abundante que otros recursos fósiles) pero no es una solución a ningún problema.

Al final, tenemos problemas que no pueden ser “resueltos” intentando continuar produciendo recursos no renovables que a largo plazo van a ser demasiado caros. Es un problema físico, y no puede ser resuelto con métodos políticos o finacieros. La única posibilidad es cambiar hacía fuentes de energía que no vayan a sufrir agotamiento. Con esto me refiero a energías renovables.

Llegados a este punto, deberíamos discutir cual es la tasa de retorno energético de las renovables, y compararlas con la de los recursos fósiles. Esta es una historia compleja, y hay mucho trabajo por hacer en este sentido. Hay mucha incertidumbre en las estimaciones, pero pienso que se puede decir que las “nuevas renovables”, que son básicamente la fotovoltaica y la eólica, tienen retornos energéticos para la producción de energía eléctrica que son comparables a la de la producción de la misma energía a partir de petróleo y gas. Quizás las renovables todavía puedan igualar la tasa de retorno de los fósiles, pero, mientras que el retorno energético de las fósiles sigue declinando, el retorno de las renovables se incrementa gracias a la economía de escala y las mejoras tecnológicas. Por lo que vamos a llegar en algún momento a un punto de encuentro (quizás lo hayamos alcanzado ya) e, incluso en términos de precio de mercado, el coste de la energía eléctrica renovable es a día de hoy comparable al de la energía eléctrica obtenida a partir de combustibles fósiles.

El problema es que nuestra sociedad fue construida bajo la premisa de disponibilidad de combustibles fósiles baratos. No podemos simplemente cambiar a renovables como la fotovoltaica, la cual no puede producir combustibles líquidos para el transporte. Por lo que necesitamos una nueva infraestructura para acomodar las nuevas tecnologías, y eso será terriblemente caro de hacer. Tendremos que tratar de sacar lo mejor de nosotros, pero no podemos esperar una transición energética – la energiewende – indolora. Por otro parte, si no nos preparamos, será todavía peor.

Por volver al tema de la audiencia, estábamos hablando de la seguridad energética para Europa. Espero que les haya proporcionado algunos datos que muestren como en última instancia la seguridad está relacionada con el suministro, y que estamos teniendo problemas con el suministro de energía fósil en estos momentos. El problema puede solo incrementarse en el futuro debido al agotamiento gradual de los recursos fósiles. Por lo que necesitamos pensar en términos de suministros que no se vean afectados por este problema. Como consecuecuencia, es vital para la seguridad energética europea el  invertir en energía renovable. No debemos esperar milagros de las renovables, pero ellas serán de una inmensa ayuda en los difíciles tiempos venideros.

Hagamos un resumen de los puntos tratados en esta charla:

Tendencias en la producción de energía: Puntos para “llevar a casa”

      1-   Producir energía requiere energía
2-    El retorno energético de las energías fósiles esta declinando debido al agotamiento
3-    Precios elevados son necesarios si se quiere mantener la producción actual
4-    Precios elevados causan destrucción de la demanda y recesión
5-    Invertir en renovables es una prioridad crucial para el futuro de Europa.



Muchas gracias por su atención, si quieren más información pueden visitar mi página web “Resource Crisis”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada