diumenge, 28 d’agost de 2016

Las capitales de las renovables

Post  publicat al web Creadess

Sostenibilidad Socio Ambiental

Algunos ayuntamientos empiezan a tomárselo en serio. Tanto, que ya se han fijado una fecha para que su abastecimiento eléctrico sea totalmente limpio. ¿La mala noticia? Ninguno pertenece a España. 
Que la energía que nutre la rutina diaria de una ciudad sea renovable al 100% no debería verse como una proeza, sino como una obligación desde hoy mismo. Las poco halagüeñas perspectivas sobre el cambio climático dadas en la Cumbre de París lo constatan: se dio por hecho, en el mejor de los escenarios, que la temperatura global del planeta subirá entre uno y dos grados a finales de siglo, y el objetivo máximo de esa reunión tan bienintencionada es, básicamente, que no pase de ahí. Menos da una piedra.
Hay iniciativas por parte de algunas ciudades que llaman a la esperanza. Al menos, si el resto las toma como referencia. La diferencia con otros planteamientos a futuro más vagos y difusos (y, sobre todo, electoralistas), es que estos ayuntamientos ponen una fecha. Y, sobre la mesa, su credibilidad y sus votos. Aún hoy son una rareza. Pero existen.
La web Go 100% Renewable Energy, creada por el Renewables 100 Policy Institute de Estados Unidos, hace un seguimiento profuso a nivel mundial de quién se compromete, y quién no tanto, con el uso de energías renovables. Y aporta un listado. Desgraciadamente, España solo figura en dos ocasiones, un tanto inconcretas. Por un lado, Extremadura como región. Es cierto que en 2010 la Comunidad Autónoma logró cubrir la demanda de su millón de habitantes solo con energías renovables. También es verdad que fue un año especialmente intenso en lluvia y viento, lo que multiplicó la productividad habitual de sus plantas hidroeléctricas y sus molinos. Sus políticas siguen apostando por la generación eólica y de las plantas termosolares, pero no hay un compromiso claro de darle continuidad exclusivamente a las energías renovables y desterrar definitivamente la proveniente de combustibles fósiles. En su favor, hay que decir dos cosas: en condiciones normales, es capaz de suministrar el 78% de las necesidades energéticas de su población con fuentes renovables. En 2019, está previsto que finalice la construcción de cuatro grandes plantas termosolares (dos en Mérida y otras dos en Usagre) que acercarían a la región al objetivo de abastecerse al 100% de energías limpias.
La isla del Hierro ya es capaz de abastecer, de media, el 70% de sus necesidades energéticas de fuentes hidráulicas y eólicas. Los picos en los que logran llegar al 100% son cada vez más frecuentes. El Instituto Tecnológico de Canarias se ha involucrado en este objetivo con el desarrollo de una batería natural capaz de acumular y almacenar la energía renovable para su uso posterior.
Hay ciudades de diferentes partes del mundo que marcaron en verde un año del calendario y algunas incluso ya han cumplido su objetivo. Veamos 10 ejemplos.
Aspen
Esta pequeña ciudad de Colorado, Estados Unidos, es una de las mesas del esquí mundial y uno de los ecosistemas más amenazados por el cambio climático. Hace cinco años se pusieron la meta de abastecerse al 100% de energías renovables en 2015. Objetivo cumplido. La red eléctrica se alimenta, en un 46%, de dos plantas hidroeléctricas; en un 53% de cuatro parques eólicos ubicados en Nebraska y Dakota del Sur; y el 1% restante, de gas proveniente de vertederos o rellenos sanitarios.
Burlington
Logró su objetivo unos meses antes que Aspen y, por tanto, tiene el honor de ser la primera ciudad de Estados Unidos en abastecerse al 100% con energías renovables. La ciudad más grande del estado de Vermont produce la mayor parte a partir energía hidroeléctrica, aprovechando la presión del agua de turbinas subterráneas. El 30% proviene de una planta de biomasa que quema madera de desecho convirtiendo el calor en vapor. El 20% restante lo producen generadores eólicos.
Múnich
La ciudad alemana se lo plantea a medio plazo, pero ya se ha marcado una fecha: 2025. Es un gran reto, si tenemos en cuenta que es la tercera ciudad más grande del país, con la mayor renta per cápita y rodeada de mucha industria. Por el momento, ya cubre el 37% del consumo de electricidad total de Múnich y supera el abastecimiento de 80.000 hogares y redes de metro y tranvía.
 Las capitales de las renovables 2
Copenhague
La capital danesa quiere ser neutra en emisiones de carbono en 2025. Y eso pasa, claro, por abastecerse exclusivamente de fuentes renovables. Trabajan en la implementación de una red de transporte público libre de emisiones de carbono y en alternativas verdes para la calefacción, como el sistema combinado o la que se nutre de energía geotermal.

Güssing
Este pequeño pueblo austriaco de unos 4.000 habitantes se puso la meta en 1990 y ya lo ha conseguido: actualmente, produce 10 veces más de la energía que necesita, a partir solo de energías renovables, en su mayor parte biogás. Además, ha creado más de 100 puestos de trabajo relacionado con el sector energético.
Perpignan
No solo la ciudad, también toda la región francesa pretende nutrirse de energía 100% renovable, algo especialmente meritorio en un país dominado por las nucleares. Su meta estaba puesta entre el año pasado y este, y parece que van por el buen camino: la Comunidad Perpignan Meditarrené ya abastece al 75% de su población de fuentes limpias.
San Francisco
El objetivo de la ciudad californiana está marcado para 2020, evolucionando su planta de energía municipal, que se nutre de hidroeléctrica, solar e instalaciones de biogás. Actualmente, el 41% de la energía que abastece a sus habitantes es renovable.
San José
La ciudad próxima a Silicon Valley opta, cómo no, por la innovación. Y por el mínimo intervencionismo. Se ha puesto el objetivo de ser renovable al 100% en 2022. Es una de las pocas ciudades del mundo desarrollado que ha eliminado la necesidad de tener un permiso para construir a la hora de añadir paneles solares en los techos de las viviendas privadas. San José planea además instalar energía solar en las instalaciones municipales, impulsar la innovación tecnológica y también las compras masivas de energía. Apoyará los acuerdos que permitan a los negocios y a sus habitantes vender la energía solar que generan y producir ganancias.
Bonaire
Aún no lo han hecho oficial, pero están a punto de cumplir su meta, marcada para este año. Esta isla caribeña no llega a los 15.000 habitantes, pero recibe 70.000 turistas al año. En 2004, un incendio acabó con la planta de generadores diésel que abastecía a Bonaire, y de allí surgió el reto de ser 100% renovable. Su combinación para lograr su objetivo: energía eólica y almacenamiento en baterías, y generadores alimentados por un biocombustible a partir de algas.
Fráncfort
La ciudad alemana, de más de medio millón de habitantes, se ha comprometido a reducir a cero sus emisiones de CO2 de aquí a 2050, y eso pasa por abastecerse solo de energías renovables. Tiene mérito en el centro financiero más importante de uno de los países más ricos del mundo, en el que la economía ha crecido en más de un 50% y los espacios dedicados a oficinas en un 80%. Con todo, en apenas diez años han logrado reducir su huella de carbono en un 15%.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada