dimecres, 3 d’agost de 2016

El ascenso de las temperaturas le costará a la economía mundial más de 2 billones de dólares en 2030

Article publicat a Expansión

 
La ONU asegura que en algunos países hará demasiado calor para trabajar, una situación con la que les resultará muy difícil lidiar y que golpeará fuertemente su productividad.
Es un hecho. El cambio climático avanza imparable y, entre otros efectos, provoca que las temperaturas sean cada vez más extremas. De sobra son conocidas las devastadoras consecuencias que esto tiene sobre el medio ambiente, pero un estudio de la ONU ha querido hacer hincapié en las que atañen a la economía.
El organismo afirma que la por ahora imparable escalada del mercurio podría provocar perdidas de hasta 2 billones de dólares (1,79 billones de euros) a nivel mundial.
El documento explica que el calor dificultará a los trabajadores cumplir con sus obligaciones, una complicación que se acentuará en los países más pobres y que representará un calvario para los que ocupen puestos menos cualificados y más expuestos a los vaivenes climatológicos, como los del sector agrario o la construcción.
Esta situación provocará caídas en el PIB de, al menos, 43 países en 2030. Los más afectados serán los de África y Asia, según los cálculos de la ONU. Entre ellos figuran Ghana (cuyo PIB disminuiría un 6,5% adicional, independientemente de la marcha de su economía), Nigeria (6,4%), Tailandia, Indonesia (6%), Malasia, Sri Lanka y Filipinas (5,9%).
China e India, dos de las principales potencias de la zona, verán caer su PIB un 0,8% y un 3,2% respectivamente y sufrirán recortes en su productividad que podrían causarles pérdidas de hasta 402.500 millones de euros.

Calor y frío, sequía e inundaciones

La mayoría de los países desarrollados no notarán los efectos del excesivo calor en sus economías, si bien la ONU destaca que el PIB de EEUU sí que menguaría un 0,2% dentro de 14 años por ese motivo.
Eso sí, los autores del estudio señalan que en Rusia, Noruega o Suecia se vivirá la situación opuesta: los inviernos serán más fríos y esta inusitada crudeza también reducirá la productividad de los trabajadores.
En España, la ONU considera que las altas temperaturas tampoco representarán un problema económico en los próximos años. Ahora bien, afirma que si se valoran todos los efectos adversos que acarrea el cambio climático (sequía, inundaciones, fenómenos meteorológicos extremos, etc.), la situación cambiaría y, como consecuencia directa, el PIB de nuestro país podría disminuir en un 1% adicional en 2030.
Asimismo, los primeros puestos del ranking varían si se tienen en cuenta todas estas adversidades. Así, Vanuatu, en Oceanía, ocuparía el primer lugar entre los países estudiados (ya que provocarían una caída del 44,8% en su PIB en 2030), seguido de su vecino Tuvalu (23,1%), Maldivas (15,9%), Birmania (12,9%) y Fiyi (11,1%).

Demasiado calor para trabajar

A día de hoy, el sudeste asiático ya ha empezado a acusar los efectos del excesivo calor en su productividad. De hecho, el cómputo total de las horas trabajadas al año en la región se ha reducido entre un 15% y un 20% desde 2010 por el excesivo calor.
La ONU señala que este porcentaje se duplicará en 2050 si no se toman medidas para cambiar la situación y ponerle freno al cambio climático.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada