divendres, 29 de gener de 2016

Barcelona apuesta por la economía cooperativa y solidaria para combatir las desigualdades

Article publicat a  El Diario.es

El consistorio pone en marcha un plan transversal valorado en 650.000 euros para dinamizar el tejido de los barrios, con iniciativas vinculadas con el cooperativismo que creen empleo estable con retorno social y ambiental 

Tomeu Ferrer - Barcelona 

18/01/2016 - 21:39h

Ruta turística en bicicleta, organitzada per Biciclot
Ruta turística en bicicleta, organitzada per Biciclot Biciclot cooperativa
El ayuntamiento de Barcelona ha decidido hacer de la Economía cooperativa social y solidaria, la punta de lanza de su actuación para revitalizar el tejido económico local. Para ello el consistorio ha elaborado un plan transversal con una inversión este año de 650.000 euros. Con este dinero se emprenderán acciones en empleo, empresa, emprendimiento, formación y creación de la red de municipios de Economía solidaria, entre otros. El plan lo presentaron en rueda de prensa Gerardo Pisarello, primer teniente de alcaldía, y Jordi Via, comisionado para la Economía Social y Solidaria.
Pisarello ha situado la iniciativa municipal como un mecanismo para dar una respuesta a la emergencia socioeconómica que vive la ciudad y que ha hecho que las diferencias de renta familiar disponible entre los vecinos que viven en los barrios barceloneses hayan disparado. Así, la renta familiar por capita de Sarrià Sant Gervasi se sitúa en 184,3 cuando la media en Barcelona sería 100 y la de Nou Barris queda en 53,7, en datos correspondientes a 2014.
Para intentar romper la tendencia, desde el Ayuntamiento de Barcelona se han planificado diversas actuaciones. Su filosofía es enfocar la acción hacia la Economía Cooperativa, Social y Solidario. En segundo lugar se quiere iniciar una actuación basada en la colaboración entre la iniciativa pública y la cooperativa y comunitaria. Esta línea difiere de la que hasta ahora existía, en la que se primaba la vinculación de lo público y de la iniciativa privada. En tercer lugar se territorializan las actuaciones haciendo prioritarias las que afectan a los barrios con las desigualdades más grandes. Finalmente se promocionarán nuevos proyectos de economía social.
¿Y como se realiza todo? Vía explicó que se pondrán en marcha cinco iniciativas concretas. De entrada el consistorio impulsará actuaciones apoyando  Barceloneta Proa a la Mar, correspondiente al distrito de Ciutat Vella. La segunda es una acción relativa a economía solidaria en el Poble Sec, en el distrito de Sants Montjuïc. La tercera acción supone impulsar una zona con bastante tradición cooperativista, como Sants. La cuarta implica ayuda a la iniciativa Mercat Importa, en el barrio de Porta, en Nou Barris, y finalmente se incidirá en el Eje Pere IV, en el Poblenou, en el distrito de Sant Martí.
Precisamente en la zona de Pere IV se ubica una actuación que quiere ser emblemática en la ciudad. Se trata de la rehabilitación de Can Picó, un espacio que es propiedad del ayuntamiento y donde en la colaboración de la cooperativa  Biciclot se quiere ubicar el primer 'bicihub' de Barcelona. Ello significa poner en pie un taller de reparación de bicicletas que sea al mismo tiempo aula de formación para personas que quieran hacer de esta dedicación su oficio.
Otra línea maestra del plan es la actuación que Pisarello ha definido con la frase: "minimizar la feminización de la pobreza". Para ello se impulsará la formación y se hará el acompañamiento de 20 cooperativas y organizaciones de la economía social, formadas mayoritariamente por mujeres. En este programa colaborará el Col·lectiu Ronda, una cooperativa que tiene entre sus especialidades el asesoramiento a cooperativas.
De forma paralela se adjudicará un programa para fomentar otras 20 iniciativas de emprendimiento impulsadas por mujeres. En este sentido se ayudará a la creación de empresas, con la elaboración de estudios de viabilidad, acciones formativas, networking, etcétera. Y también se crea el premio "mejor iniciativa emprendedora cooperativa, social y solidaria femenina".

Cláusulas sociales

De forma paralela, y para impulsar la economía social y solidaria en Barcelona se iniciará un estudio para incluir cláusulas sociales con criterios ambientales, sociales y de buen gobierno en el proceso de valoración y concesión de subvenciones. Esta acción quiere estar implantada en marzo de este año, dijo Via. En este sentido se quiere incluir las condiciones indicadas en los procesos de contratación del Ayuntamiento de Barcelona, como mecanismo que premio las empresas que ofrecen retorno social.
El plan transversal cuenta con dos medidas más. Una, realizar un estudio que vincule el autoempleo con el nuevo nicho de trabajo sostenible y estable. Se concretaría impulsando acciones en el ahorro energético y la producción renovable en edificios públicos. La segunda es la apuesta por la red de municipios para la economía cooperativa social y solidaria, iniciada con los ayuntamientos de Sabadell, Badalona y Santa Coloma de Gramenet y que ahora ya son 31. La población incluida en estos ayuntamientos ya supera el 50 % del total del país.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada