dimarts, 16 de setembre de 2014

¿Puede la tecnología salvarnos? Buen vivir, decrecimiento y energias renovables

Post publicat a blogs.lavanguardia.com

¿Por qué faltan economistas entre ecologistas?
El Manifiesto “Última Llamada” recuerda que los “límites de crecimiento”. Hace cuatro décadas el Club de Roma puso los fundamentos científicos a los límites del uso de recursos naturales. El ecologismo, en aquel entonces, formuló las primeras llamadas de atención; se proponían un cambio de paradigma. ¿Hasta que punto los restos ecológicos serían incomprendidos desde el viejo paradigma? El premio Nobel de economía, Paul A. Samuelson, creyó refutar el Informe Meadows al mostrar las consecuencias de aquel “progreso”; a saber, detectaba, en dicho informe del Club de Roma efectos indeseables, en concreto, una mejora del aislamiento de calderas y conducciones de calor llenarían los hospitales de enfermos de cáncer como consecuencia de una producción masiva de amianto.
Desde el paradigma basado en la generación de energía abundante y barata se critica el coste de las energías renovables. Muestra los limites de unos esquemas mentales para desde el modelo energético vigente afrontar nuevos retos y desafíos ecológicos; el cambio climático, pero también, la dependencia energética, la mejorar los balances comerciales, generación de empleo, innovación tecnológica, o sea, un análisis macroeconómico incomprensible desde los actuales mecanismos de formación de precios. Las reglas del mercado está diseñadas desde décadas de privilegios a las tecnológicas fósiles y nuclear, nunca desde ellas se podrán comprender las energías renovables. ¿Es está la incomprensión expresada por el manifiesto Última Llamada hacías las energías renovables?
Manuel Sacristán percibe en las críticas al Informe Meadows esas insuficiencias analítica de la economía convencional para comprender la problemática ecológica. No es que Samuelsondesease esas consecuencias “tenebrosas”, señalaba Manuel Sacristán; el problema es que “su insensibilidad moral esté dispuesta a tolerar la idea de semejante mecanismo económico-ecológico. Lo que sí parece claro es que el esquema mental tradicional del economista puede producir el “tenebrosos” resultado en cuestión“. ¿No está presente este tipo de insensibilidad en algunos artículos a propósito del manifiesto “Última Llamada”? Un manifiesto con el que comparto el mensaje en su conjunto, pero no algunas expresiones. ¿A qué me refiero? El autor de documental “Decrecimiento, del mito de la abundancia a la simplicidad voluntaria”, Luis Picazo escribe: “el ecologismo político, con todas sus virtudes y logros, hace tiempo que fue asimilado por el capitalismo, especialmente a partir de los años 90, con la extensión del desarrollo sostenible en la política económica de los países industrializados… una estrategia de reforma gatopartista, que nos vendió la idea de que una transición a las energías renovables, la eficiencia energéticas y las soluciones tecnológicas bastarían para no agotar los recursos naturales” (http://ultimallamadamanifiesto.wordpress.com/2014/08/14/luis-picazo-casariego-ultima-llamada-un-manifiesto-decrecentista/).
¿La salvación a la crisis ecológica es tecnológica?
“Los mantras del desarrollo sostenible” son algo que se puede compartir. La sostenibilidad del sistema de pensiones es un modo perverso que invita abandonar el uso de dicho concepto. Una cosa es que nos roben palabras y otra regalar estas alegremente. Ese desprecio hacia la economía hace década, aparece con un desprecio a la tecnología, cuando se afirma “no es la solución”.
¿Cómo se justifica el rechazo a las energías renovables? Antonio Turiel , en respuesta a mi anterior artículo, señala sobre la Energiewende en Alemania: “sabemos que es IMPOSIBLE… la apuesta de Alemania por las renovables está disminuyendo es una cosa completamente evidente y no puede ser discutida”. Sorprende otra afirmación: “la Energiewende corre el riesgo en quedarse en papel mojado…”(http://blogs.lavanguardia.com/diario-de-futuro/que-salida-a-la-crisis-ecologica-desde-la-izquierda-de-la-ultima-llamada-a-la-transicion-energetica-estan-maduras-las-alternativas-41238).
No falta quienes anuncian, contra las energías renovables, un renacimiento del carbón en Alemania. En el 2013 se incrementó, por causas varias, un 6% el consumo del carbón. “En cifras absolutas ese 6% de carbón era mucho mayor que el 130% de renovables (“cifras de memoria”…)” -señala Antonio Turiel. La fotovoltaica crece 3 GW anuales -Alemania llegó a los 7 GW tras Fukushima. En 2014 la caída de consumo de gas y carbón fue espectacular, expulsadas por las energías renovables. En España logró ese 130% de aumento de las renovables en 2008, respecto el año anterior no respecto lo que tenía instalado. Fue el efecto de la parada anunciada a partir de 2009, “ahora o nunca”.
Antonio Turiel con Jorge Riechmann han reflexionado en Energy Policy sobre el coste de la transición energética. Su “tenebrosa” perspectiva que tal transición energética requiere una “economía de guerra“. ¿En qué se basan? DIW, Instituto Económico Alemán mostró que laRoadmap 2050 prevé un 50% de reducción del coste en 2030; pues, entre 2008 y 2012, la caída ha sido del 80%, incluso mayor que el previstos en 2050. La dinámica de la Energiewende está dejando obsoletos mucho de los esquemas mentales. El traje de la ley de la energía renovables aprobada en 2000 se ha quedado pequeño.
¿Por qué una reforma de la transición energética?
Resulta interesante el artículo de Anna Leidreiter que hace referencia Antonio Turiel . Es una interesante critica a la reforma de la ley de renovables alemana aprobada en julio. No califica de “imposible” la “transición energética”. Muestra que 20 millones de habitantes viven en ciudades con más del 100% de energías renovables. Esas ciudades, no sólo no ha sufrido una “economía de guerra”; el sacrificio es no llevarla a cabo, donde triunfa la Energiewende existe una economía con un alto valor añadido, creación de empleo, reducción del consumo de combustibles fósiles, supone un extraordinario ahorro de recursos… mejora de los genera ingresos fiscales, etc. (http://power-to-the-people.net/2014/04/german-renewable-energy-act-reform-is-not-a-feed-in-tariff-2-0/).
Anna Leidreiter se equivoca en defender el actual modelo. Nadie cuestiona la necesidad de la reforma. La Energiewende podría morir de éxito. ¿Qué justifica la reforma energética? Este verano, de forma puntual, la fotovoltaica y eólica suponían un 76% de la generación eléctrica.Agora Energiewende mostraba los problemas, pocas horas después para cubrir la demanda nocturna sin sol. Austria exporta a Alemania hidráulica de noche y Alemania exporta 10 GWh de día, que Austria usa en bombeos para tener energía de noche. ¿Qué muestra? Un desequilibrio de oferta y demanda, provoca fluctuación de precios… Hay un mercado con “potencia base” cuando es preciso “potencia flexible”, o sea, mecanismos muchos más flexibles de gestión.
La reforma energética tiene distintos frentes, el político, el territorial, etc., cada uno de ellos con su propia controversia. Hay que poner de acuerdo el norte y el sur de Alemania. Regiones con alto desarrollo y regiones atrasadas. ¿Se trata de dar un respiro a las centrales obsoletas de carbón? Al igual que con las nucleares se está fijando un calendario para el abandono los combustibles fósiles. Fraunhofer Institut ve factible en 2030 dejar de depender del gas ruso a partir de eficiencia energética y energías renovables (http://www.gruene-bundestag.de/fileadmin/media/gruenebundestag_de/themen_az/energie/PDF/Erdgassubstitution_final.pdf).
Wildpolsreid ha logrado un 321% de energías renovables. No existe una “economía de guerra”, al revés desarrolla una economía inclusiva, innovadora, vanguardista. La Energiewende es una oportunidad no solo para las energías renovables. El alcalde participó en Lérida en el II Congreso de Rural Smart Grid (http://www.ruralsmartgrids.cat/ca/wp-content/uploads/p1Wildpoldrsied.pdf). Aachen es otra ciudad, con medio millón de habitantes, camino al 100% renovables. El ministro de industria energía José Manuel Soria rechazó visitarla, ¿para qué si Alemania copia nuestra reforma energética? Allí E.ON, Aachen Stadwerke y la Universidad Politécnica han construido una batería de 5 MW -6,5 millones de inversión para modular la eólica (http://www.energy-storage-online.com/cipp/md_energy/custom/pub/content,oid,1534/lang,2/ticket,g_u_e_s_t/~/E.ON_builds_5MW_energy_storage_system_in_Aachen.html#.U_IXd6PDtpk).
¿Qué nueva tecnología para un modelo energético renovable?
El desafíos ecológico no es tecnológico, ni económico, sobretodo es de gobernanza. ¿Cómo adecuar la regulación a unos retos y desafíos que la propia transición energética impulsa y altera? Antonio Turiel observa el futuro del carbón a partir de él se generan combustibles líquidos; “el petróleo sintético de carbón (variante de Fischer-Tropsch) y este proceso irá a más“. Más en Estados Unidos donde “con el gas a precios irrisorios debido al fracking, es lógico que el hidrógeno no tenga un origen renovable”(http://crashoil.blogspot.com.es/2014/06/apuntes-sobre-baterias-para-vehiculos.html).
Un modelo energética con renovables, en cambio, requiere otro tipo de tecnologías; E.ON WindGas acaba de entrar en funcionamiento. Es el power to gas (P2G) que a partir de energía renovables genera hidrogeno que es inyectado en las redes del gas al convertirse en gas de síntesis. Falkenhagen genera 2 millones de kWh.
Hermann Ott, diputado del Gruene, ex-director del Wuppertal Institut, fue a Estados Unidos con la Henrich Böll para mostrar la Energiewende. ¿Qué interés tiene Alemania sin apenas sol? -le preguntaron. Están pensando en la Energiewende 2.0. Mientras nosotros bajamos del tren de las renovables, Alemania se suben a otro tren: el de la gestión de las cargas, las redes flexibles, las turbinas con gas de síntesis, es la próxima etapa de una revolución en apogeo(http://www.boell.de/sites/default/files/energiewende2.0_1.pdf)
Convertir las renovables en hidrógeno tiene pérdidas. ¿Pero no son mayores las pérdidas del ciclo del gas, carbón o uranio? Es un despilfarro exportar, como hace Alemania, más de 11 GW de electricidad cuando la demanda se cubre con un 74% de renovable. Mientras las renovables hunden el precio de la electricidad por debajo de 10 euros MWh, los ciudadanos no paran de ver incrementada la factura. Las energías renovables, en una década, han pasado de ser marginales a ser piezas centrales del sistema energético. Urge adecuar el modelo, no frenar las renovables. (Les recomiendo el gráfico de la página 85 de http://www.worldnuclearreport.org/IMG/pdf/201408msc-worldnuclearreport2014-hr-v4.pdf).
Contradicciones del gobierno en el caso extra peninsular.
El 5 de agosto el gobierno, mediante una Orden Ministerial, aprueba parámetros retributivos a las energías renovables en las islas –Canarias y Baleares “…resulta posible integrar una mayor tasa de generación de origen renovable en condiciones de seguridad, contribuyendo además, al abaratamiento del coste de generación…, a la reducción de la dependencia energética… Se da la particularidad de que en estos sistemas el coste de generación a partir de la tecnología fotovoltaica y eólica es inferior a la generación a partir de tecnologías térmicas de origen fósil”. ¡El discurso invertido! Reconoce que las renovables abarata los costes (http://www.boe.es/boe/dias/2014/06/20/pdfs/BOE-A-2014-6495.pdf).
El gobierno balear hizo números. La factura eléctrica es un 3,8% del PIB balear. El MWh en el mercado peninsular era 51,54 euros frente los 141 euros del coste en las baleares, con costes crecientes de las energía fósil y decreciente de las renovables. Un modelo 100% renovables supondría reducir en 503 millones de euros lo que pagan los consumidores peninsulares para cubrir el sobrecoste del sistema balear.
Es relevante que el gobierno balear alegue las garantías, conforme el artículo 66 bis del RD 1955/2000. Obliga al inversor unos avales de 500 euros kW. Los avales tendría un coste muy superior a la inversión. Alberto Nadal reconocía que 1 MW fotovoltaico en 2008 costaba 7 millones, hoy no llega a medio millón. Lo importante es que el gobierno disminuyó las garantías a 50 euros, un 90% menos, ¡casi nada! (https://www.caib.es/sacmicrofront/archivopub.do?ctrl=MCRST2225ZI168411&id=168411).
Se lanzan mensajes contradictorios. Un modelo 100% renovable en las islas baleares, al tiempo que se autorizan prospecciones de petróleo. Las renovables, señala Craig Morris, no está subvencionadas -ni mucho, ni poco; están cubiertas por precios garantizados igual que otros sectores regulados. ¿Alguien acusa que los medicamentos estén subvencionados? El precio se fija entre el gobierno y la industria farmacéutica abarata los costes de inversión en nuevos medicamentos. Sectores intensivos en innovación tecnológica la innovación no la ofrece el mercado innovadores modelo regulatorios. If you think feed-in tariffs are subsidies, you’ll want to call your public healthcare service a subsidy as well (http://www.energypost.eu/get-germany-generous-subsidies-renewables/).
En cambio, incluso Greenpeace mantiene que las energías renovables son rentables “sin ayudas” (subvenciones o primas) (http://www.greenpeace.org/espana/es/Blog/la-energa-solar-sin-primas-ya-es-realidad/blog/48228/). No han comprendido el propósito de Hermann Scheeral aprobar la ley de energía renovable (EEG). No pensó en una “economía de guerra”, ideó una regulación simple para convertir el mercado en motor del cambio energético. Garantiza la libertad, previsión y seguridad a los ciudadanos para invertir en energías renovables. Hoy, 15 años después, en un modelo exclusivamente de las renovables no tiene sentido la separación de generación, distribución y consumo; pagar tasa a renovables y peajes de redes para el conjunto del sistema, vincula la retribución de la renovable a una optima distribución de esta.
Implementar el Willy-Brandt Report sobre los retos civilizatorios.
Fabio Longo ve la reforma energética con perspectiva histórica; hoy la tarea es concluir el edificio diseñado por Willy-Brandt-Report de 1980. El SPD, a pesar de todo, sigue siendo el ¡Sonne Partai! (http://blogs.lavanguardia.com/diario-de-futuro/que-salida-a-la-crisis-ecologica-desde-la-izquierda-de-la-ultima-llamada-a-la-transicion-energetica-estan-maduras-las-alternativas-41238).
Desde otra perspectiva la CDU tiene en su programa el desarrollo del gas de síntesis que integra las energías renovables. En lugar de exportar los excedentes de eólica marina y terrestre, o transportarlos al sur de Alemania, gestionar con otro modelo energético descentralizado las renovables dando protagonismo a las Stadtwerke. Ello abarata el coste de las regiones con más renovables. Es una de las cosas que Sigmar Gabriel no quiere sacrificar en el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. Es una oportunidad para Suecia, gran operador de sistemas de bombeo, invierte en Schleswig-Holstein para mejorar la integración de la renovable en el suministro, una vez descartadas las grandes infraestructuras de redes del norte al sur de Alemania (http://www.faz.net/aktuell/wirtschaft/wirtschaftspolitik/oekostrom-energiewende-bringt-pumpspeicher-in-noete-13103126.html).
Frente el ecologismo de la buena vida está el ecologismo tecnocrático más empeñado en los sacrificios que en la felicidad basada en, pongamos por caso, el consumo de productos locales ecológicos por nuestro propio beneficio y satisfacción. James Lovelock aplica la racionalidad tecnológica y científica con frialdad, no sólo muestra indiferencia a los seres humanos, incluye una inhibición ético-ecológica. “Las expresiones “desarrollo sostenible” y “energías renovables” han pasado a formar parte de la política”, afirma James Lovelock, “dudo que la Dr. Harlem Brundtland, la creadora del concepto de desarrollo sostenible, hubiera imaginado hasta qué punto sus buenas intenciones serían malinterpretadas”. Propugna abandonar la agricultura, sea ecológica o intensiva… de las chimeneas de las centrales térmicas de carbón obtendríamos los elementos químicos para sintetizar en alimentos, incluido el azufre y nitrógeno, basta añadir agua. Un mundo feliz de factorías para producir azucares simples y aminoácidos capaces de suplir aceites, manzanas, filetes, cereales, etc., que dañan la tierra. ¿Olvida que el hígado no es un laboratorio, el corazón una bomba, los riñones no son filtros? Esa visión mecanicista del hombre, convierte lo convierte en un ser natural infradotado, que gracias a la técnica podrá ser mejorado. ¡Qué peligro!
Estamos ante ese futuro visto en los posos de café, que señalaba Jürgen Habermas. El giro naturalista de nuevo posthumanismo. Johannes Rau advertía como en 1959 aprobó el uso pacífico de la energía nuclear, sin advertir de los riesgos; la energía nuclear, sin preguntarse de dónde proviene la ciencia atómica, era presentada como la respuesta a los problemas de la humanidad, la salvación del hombre en la tierra. Ernst Bloch pensó en ese tipo de situaciones, con una cita a un poema de Hölderlin: “Wo aber das Rettende naht, wächst auch die Gefahl” (Pero, dónde se acerca la salvación, también el riesgo es mayor)
(http://blogs.lavanguardia.com/diario-de-futuro/dos-aproximaciones-a-la-salud-y-la-enfermedad-desde-la-medicina-antroposofica-14744).
La poesía nos puede salvar.
La designación de nuestra épica como la era atómica. La ciencia se ve arrastrada la tarea de encontrar en el átomo partículas elementales sin responde qué empuja este “arrastramiento”. “Un genocidio a cámara lenta” apunta hacia ese carácter destructivo de las fuerzas productivas, incluidas la ciencia y la técnica. El crisis ecológica tiene una mayor profundidad, tal y como señalaron Zygmund Bauman, Theodor W. Adorno, Günther Anders… un genocidio que no vino de fuera, lo trajo ese lado oscuro de la modernidad. El desarraigo (Heimatlosigkeit) del hombre en la tierra describe ese hecho más profundo que solo puede ser pensado desde fuera del pensar, ¿la poesía? El término unheimleit significa falto de hogar, privar al hombre del arraigo que da fundamento.
Renè Char proponía pensar poético. Es el modo de enfrentarse al desarraigo del hombre por la racionalidad técnica. Permitan una larga cita de Doctor Fausto de Thomas Mann. “Unísonos y trítonos, en una composición con el horizonte técnico actual, sobrepujan toda disonancia… El principio de la tonalidad y su dinámica prestan al acorde su peso específico… Cada tono lleva en si el todo y la explicación del todo. Pero por esto el conocimiento que el oído tiene de lo que es afinado y lo que no lo es se encuentra inevitable y directamente vinculado a este acorde, sin relación abstracta alguna con el nivel técnico general… ¿No se agotará pronto su obra en la observancia de lo que tiene de objetivo las normas de producción (Produktion Enthaltenen)? A cada momento la técnica exige ser tenida íntegramente en cuenta y recibir a sus exigencias la única respuesta adecuada. Llega el momento en que las composiciones del artista no son más que respuestas a estas exigencias, soluciones a artificiosos problemas técnicos”.
“Satanás patético [Der Teufel wird pathetisch]. El diablo sufre y moraliza. Las penas de la Humanidad le afecta su corazón… Euer Antipathie gegen die [¿Stadt?]Werke nicht zu gedanken… [su antipatía contra las obras no reflexiva]” –respondía Adrian Leverkühn.
Nah ist
Und schwer zu fassen der Gott.
Wo aber Gefahr ist, wächst das Rettende auch
.
J. Ch. F. Hölderlin. 1802 Patmos

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada