dijous, 5 de novembre de 2015

Transparencia para los gobiernos, privacidad para todos nosotros

Article publicat a  El Diario.es

Transparencia y privacidad

Fragmento de la exposición introductoria al FCForum 2015 – Foro Internacional Internet y Democracia
Cuando algo pasa de ser un instrumento para la democracia y la justicia a ser un "valor", un lema, un fin en sí mismo, es que tenemos un problema. Mirad lo que nos han hecho con el "Amor", la "Paz", la "Unión"…,la “Democracia”, la “Justicia”…
La "transparencia" y la "privacidad", se han convertido en armas arrojadizas en manos de la propaganda de unos y de otros cuando la "transparencia" sirve para acorralar a la gente que, de manera anónima, filtra información relevante que se nos oculta o desobedece para modificar leyes injustas, o cuando la "privacidad" se utiliza para borrar los crímenes de banqueros, políticos y grandes monopolios.
En las tertulias se criminalizan, con total naturalidad, a activistas porque “no se sabe quienes son” o se defiende a gángsters institucionales porque “los políticos también tienen derecho a su privacidad”.
En la era post Snowden, a la pregunta de dónde ponemos el límite, los activistas por los derechos digitales tenemos damos una respuesta sin ambigüedades: “Transparencia para los gobiernos; privacidad para todos nosotros”.
En una situación de asimetría evidente entre el establishment, que tiene todo tipo de recursos para perpetrar abusos, y el resto de la población, debemos abogar por una transparencia radical — que implique además claridad y accesibilidad — para el gobierno, los partidos políticos, las instituciones, las grandes fortunas y las estructuras — tanto públicas como privadas —  que tengan impacto sobre más del 10% de la población; y esto implica a todos sus miembros mientras estén en ejercicio, sin derecho al olvido.
En la era post Snowden, a la pregunta de dónde ponemos el límite, los activistas por los derechos digitales tenemos damos una respuesta sin ambigüedades: “Transparencia para los gobiernos; privacidad para todos nosotros”
Del mismo modo, debemos preservar para el resto de las personas o para los grupos de ciudadanos independientes que se junten para resolver cualquier  problema, un radical respeto por su privacidad, anonimato o derecho a ser vistos sin ser reconocidos [1].
Se ha de parar los pies a la demagogia hábilmente disfrazada de tecnofobia sensiblera, que nos cuenta que todos debemos ser identificados e identificables en las redes por nuestro bien y, cómo no, por nuestra seguridad. Si dejamos abrirse esta brecha represiva en el espacio virtual, trasladarla al espacio físico está solo a un paso.
Siempre y en todos los espacios, los delitos deben y pueden ser perseguidos sin socavar los derechos fundamentales [2].
Nadie con mínimos rudimentos de historia y en su sano juicio pediría que, cuando llevamos una carta a Correos, tuviéramos que dejarla abierta para que el cartero, a su antojo y sin mandato judicial, pudiera echar un vistazo a lo que escribimos no sea que fuésemos terroristas, pedófilos o simplemente expresáramos algo que estuviera en desacuerdo con alguna ley vigente.

Transparencia y participación

Por otra parte, no queremos transformar la transparencia que hemos defendido en el 15M en un valor moralista que sirva para el lavado de cara de unos y otros. Los abanderados de la Transparencia & la Participación hoy en día suelen anunciar programas colaborativos, que no lo son o lo son poco y mal; listas abiertas que no lo son, o lo son demasiado o demasiado poco; y cuentas transparentes que son imposibles de descifrar. Es el poder de la propaganda contra el poder de la inteligencia. Ya sabemos quien gana: el que escriba la Historia.
“Transparencia & Participación” son las nuevas promesas de la Demagogia 3.0. Esto es lo que ocurre cuando una hipótesis proyectual para un cambio radical se le arrebata a la gente que lucha desde sus lugares de acción y se transforma en un lema con copyright de marcas electorales con un diseño hegemónico sobre todos nosotros; “Transparencia & Participación “ se convierten en “La Dictadura del Proletariado” de la post posmodernidad, de la falsa nueva política: una simple mentira.
No pueden ser “ellos” los garantes de su ejecución, serían juez y parte. Debemos construir los cauces para que pueda ser controlada desde el común, tal y como ya se hace en muchas comunidades online. Transparencia & Participación, sin hoja de ruta de corresponsabilidad, empoderamiento y liderazgo distribuido de la sociedad civil, son un brindis al sol.
Queremos que la transparencia siga siendo una herramienta efectiva para la acción y la transformación, para una democracia real. Por esto tiene que quedar en mano de la gente y esto se ha de reconocer.

La paradoja del anonimato y del reconocimiento

Para nosotros es tan importante la lucha para la protección de las fuentes como la lucha por su reconocimiento por parte de la prensa, de los gobiernos, de las instituciones y de los partidos políticos. Este reconocimiento es omitido por Sistema, para mantener un Monopolio de la Verdad TM que excluya a la ciudadanía.
Preservar nuestra privacidad y ser reconocidos no están reñidos.
Los Zapatistas lo explican muy gráficamente cuando dicen "Escondemos la cara para poder ser vistos”.
No es importante saber exactamente quién es el que hace, pero sí es importante saber que por todas partes hay personas que toman carta en asuntos donde las instituciones hacen dejación de funciones.
En el quinto año de la era 15M, sabemos que estamos avanzando defendiendo y haciendo un uso colectivo e implacable de nuestro derecho a saber y a informar, a ser vistos y reconocidos sin ser perseguidos, y para defender estas libertades, vamos a organizarnos.
Este texto es un resumen. Enlace al documento completo aquí.
Notas:
“En este momento la encriptación es el único medio para defenderse de la vigilancia masiva".
“La vigilancia invasiva, así como la recogida y el almacenamiento de datos personales derivados de la comunicación digital —si forma parte de programas de vigilancia dirigida o masiva— no solo puede infringir el derecho a la privacidad, sino también un rango de otros derechos fundamentales.”

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada