divendres, 5 de juliol de 2013

Què encalla la revolució energètica? Què podem aprendre d'altres països?

Article publicat a blogs.lavanguardia
L'article ens demostra que amb lleis similars es poden obtenir resultats molt diferents. Catalunya té molt que aprendre d'Alemanya, i també d'altres comunitats d'Espanya que estan prenent la iniciativa.

¿Qué atasca la revolución energética? De Schönau a Berlín, la competencia desde abajo.


Citizens Energy Coopeative, lidera la transición energética.

Buerger Energie Berlin opta por gestionar las redes de distribución de electricidad. El gigante energético, Vattenfall AG con generación basada en centrales de carbón, perjudiciales para el clima, y nucleares, tecnologías de riesgo, no les interesa transitar hacia un modelo de generación distribuida que facilite el despliegue de las energías renovables. El contrato se acaba en 2014. Los ciudadanos tiene una enorme oportunidad para tomar las redes.

La red es clave para la transición energética. Por un lado, no sólo tiene una función de transmisión, pues no se transporta un objeto físico, su tarea es determinar qué volúmenes se inyectan, de dónde se obtiene, cómo ajustar generación y consumo; por otro lado, debe facilitar que los numerosos productores se conecten a la red. El propietario de la red tiene la capacidad de fijar el ritmo, puede acelerar este, o retrasar, denegar, postergar y bloquear el cambio hacia un sistema de generación distribuido.

Arwen Colell y Luise Neumann-Cosel recorrieron el país en busca de un concepto de cooperativa ciudadana de energía (www.buerger-energie-berlin.de). “No creo que Vattenfall haya hecho lo suficiente”, explica Arwen Colell; las grandes energéticas poseían en 2010 el 6,5% de la generación de renovables. Empresas locales, cooperativas ciudadanas son las que han impulsado las energías renovables; es el modelo de Múnich y el de cooperativas locales de ciudadanos como Schönau  han inspirado a Berlín (https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=rOYlux9TOiI#!).

Los pioneros de la revolución energética.

Tras Chernóbil un pequeño pueblo en la Selva Negra, Schönau, con 2500 habitantes, decidió prescindir de la energía nuclear. Tras organizar concursos de ahorro y eficiencia en 1991, mediante referéndum, adquieren la red eléctrica de Schönau. De 650 socios iniciales, en 1988 pasan a 1.800. Cuando se liberalizó el mercado Elektrizitätswerke Schonau EWS se inscriben como comercializadores, hoy tienen 135,000 clientes, aspiran doblar clientes que ofrecen energía renovables en 96%. En 2011, tras Fukushima obtienen el Nobel Alternativo: Goldman Environment.

Buerger Energie Berlín tiene de lema Wir sind die Energiewende (nosotros somos la transición energética), recuerda aquel mítico Wir sind das Volk de la unificación alemana (nosotros somos el pueblo). El desafío es enorme, pasaría a manos de los ciudadanos 39.943 km de cable, “algo que nadie ha hecho hasta ahora” dice Arwen Colell. Peter Altmaier, Ministro Federal de Medio Ambiente, se une a la cooperativa “esto es para mí el cambio hacia un modelo descentralizado de energía”.
Lo que hace unos años hubiera sido utópico, es el modo realista y pragmático de acelerar la transición energética. Berlín no puede ser una excepción en un país lleno de cooperativas locales que generan su propia energía a partir del uso de los recursos renovables municipales. La iniciativa cuenta con el respaldo de 200.000 berlineses.

Claudia Kemfert de DIW –Instituto Alemán de Economía- elogiaba el excelente trabajo de los ciudadanos con iniciativas locales democráticas, desde abajo, tratan de avanzar en la transición energética. Señala el poco interés mostrado por Vattenfall. en redes distribuidas. En cambio Stadtwerke München es una ejemplo de política  innovadora sabiendo atraer al municipio economías con alto valor añadido y satisfacción para los ciudadanos.

¿Hacia una remunicipalización de la energía?

“Una economía de energía renovables requiere que no esté centralizada… quien quiere la revolución energética debe de participar en ella” –decía Ursula Sladek fundadora de la Nueva Energía (www.stiftung-neue-energie.de). “Todas las azoteas con orientación sudeste deben de contar con sistemas de energía solar instalados en ello” señala el jurista Fabio Longo. Pensemos en la capacidad de aprovechar los recursos renovables de la ciudad, con la mejora de la calidad del aire, la protección del clima, al desarrollar una política urbanística y de vivienda que integre energía renovables. Facilita satisfacer las aspiraciones de bienestar y de prosperidad de sus ciudadanos.

Wuppertal Institut señala como Alemania, a diferencia de otros lugares, ese papel activos de poder municipal, permite que facilite una gobernanza energética a través de una mayor cooperación entre ciudadanos, con ventajas comparativas sobre actores privados convencionales. Aquí la importancia que adquiere para un sistema de generación distribuido actuar a partir de redes, cooperación, que permite ejecutas una diversidad de tareas que requiere un sistema complejo de generación distribuida (http://epub.wupperinst.org/frontdoor/index/index/docId/4676).

¿Qué dice el gobierno de Berlin? El consejero de energía de la CDU, Michel Garmer, señala que no quiere ver las redes de Berlín como la red de carreteras. Mientras el consejero de medio ambiente y urbanismo del SPD, Michael Müller, había anunciado que Vattenfall tendría una red de calefacción urbana; Luise Neuman-Cosel criticó a Michael Müller de “estar sentado en la política energética del pasado”. Mientras Vattenfall, en grande anuncios publicitario, promete “energía para todos”.
En Hamburgo, el SPD desarrolla una política opuesta: “las redes energéticas en manos públicas: compramos nuestra electricidad” (http://spd-eimsbuettel-nord.de/2013/05/08/energienetze-in-burgerhand-wir-kaufen-unser-stromnetz). Se apoyan en el modelo de EWS Schonau. Premió el documental Das Schönau Gefühl -una conmovedora historia de rebeldes energético que inspiran la cooperativa ciudadana Energienetz Hamburg eG (ENH http://www.energienetz-hamburg.de/) –apartaría a E.ON y Vattenfall de las redes de calor, agua, electricidad y gas (https://www.youtube.com/watch?v=7KvICC4SRmk).

Título: Mitgleider von BuergerEnergie Berlín Palabras clave: Berlin, Energie, Strom, Stromnetzwerk, BuergerEnergie Berlín, netzgipfel, Energiewende, Umwelt Aktivisten ¿Quién es el fotógrafo: Ercan Atak Cuándo fue la imagen tomada: 27-04-13 Descripción: Mitglieder der Gruppe BuergerEnergie Berlín Protesta bei einem - sie wollen mehr Unterstützung für die Energiewende.
¿Tiene límites la incompetencia?   

Canarias acaba de autorizar el autoconsumo de renovable; la semana pasada lo hacía Navarra. ¿Y Catalunya? A una pregunta del PSC a Felip Puig, respondió que no presentó recursos a Tribunal Constitucional por carecer de competencia. Canarias, Andalucía y Galicia presentaron recurso, en respuesta a os recorte del ministerio, ¿acaso tienen sus estatutos más competencias que la dictada por la constitución?

El artículo 149.1 de la Constitución solo reserva competencias exclusivas al estado cuando el transporte de energía sea aprovechado, o afecte, a otra comunidad autonómica. Se reserva las “normas básicas”, esto es, una política energética global y un marco normativo común uniforme.
Alguien pensará que nuestros municipios no son los alemanes. La ley orgánica local alemana, en su artículo 28.2, le permite tener competencia en asuntos de la comunidad, engloba el aprovechamiento de los recursos renovables locales, convertirse en gestor de redes, comercializar, distribuir y generar energía. Adecuar el resto de políticas, reglamentos de edificación, planificación urbanística al desarrollo de los recursos renovables locales.

¿Como tenemos aquí? En el artículo 137 de la Constitución recuerda que “todas estas entidades [municipios, provincias, Comunidades Autónomas] gozan de autonomía para la gestión de sus respectivos intereses”. El artículo 25 de la ley de régimen local equivalente al alemán: “el municipio, para la gestión de sus intereses y en el ámbito de sus competencias puede promover toda clase de actividades y prestar cuantos servicios públicos contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal”. La Carta Europea de la Autonomía Local (CEAL) en su artículo 3, establece “el derecho y la capacidad efectiva de las Entidades locales de ordenar y gestionar una parte importante de los asuntos públicos, en el marco de la ley, bajo su propia responsabilidad y en beneficio de sus habitantes”. ¿Qué más es necesario?

La competencia local no ejercida.

En la jurisprudencia del Tribunal Supremo se ha manifestado sobre competencias locales, nada obsta para que el municipio pueda llegar a ser titular de unas instalaciones de generación energética, que entre sus actividades se encuentre producir electricidad a partir de fuentes renovables, pues le habilita para el ejercicio de la iniciativa pública de actividades económicas, al tiempo que, el artículo 25.1 de la LRBRL, permite promover toda clase de actividades y servicios públicos.

El marco regulador de la administración local le habilita para comercializarla y, en consecuencia, convertirse en operador energético. La comercialización, a diferencia de la producción, está sometida a hacerla pública, con expediente administrativo; crea una figura jurídica independiente del ente local que garantiza la igualdad de oportunidades con otros operadores. Se puede constituir en entidad pública, en caso de participación privada, realizar un procedimiento público de participación; con la ventaja de poder usar bienes públicos en el ejercicio de esta actividad.

Mientras que artículo 9.16 del Estatuto de 1979 reconoce competencia exclusiva en materia de producción, distribución y transporte de energía; en el Estatuto de 2006  se le atribuye competencias compartidas –sin modificar por la STC 31/2010. No se trata de que os municipios suplanten los actores privados, ha de garantizar a estos la máxima libertad; un sistema descentralizado convierte a los ciudadanos parte activa del sistema energético. El Decreto Legislativo Local 781/1986, en el artículo 104, fija sociedades mercantiles o cooperativas en que participa una entidad pública cuyo capital parcialmente pertenezca a una entidad. SWM Múnich es una sociedad de capital social íntegramente público. Mientras el ministerio, para tajar el déficit de tarifa, sopesa aglutinar las redes de media y baja tensión en , aunque las cuatro energética mantendrían la titularidad. ¿Tampoco será recurrido?

¿Cómo podemos hacerlo?

La alcaldesa de Ordis, Maria Crehuet, preguntaba si viendo las experiencias alemanas existe un espacio alegal para experimentar. En el Congreso Rural Smard Grid, organizado por el colegio de agrónomos (en noviembre se celebra el segundo) presentó un modelo de micro-generación distribuida que se enfrenta a infinidad de obstáculos
(http://www.ruralsmartgrids.cat/downloads/11MariaCrehuet.pdf).

Es posible. Tenemos un marco legal equiparable al alemán. Hasta Grecia nos adelanta, en enero de 2013 instaló más fotovoltaica que España en todo el 2012. En la localidad de Anavra, tiene un alcalde competente, Dimitri Tsukalás, gobierna desde hace 16 años. Cogió el pueblo con 300 ganaderos que malvivían con vacas y cabras en sus casas, sin agua corriente… Hoy tienen el doble de habitantes, no tiene paro, tiene una importante agricultura ecológica y actividades ecoculturales.

Convenció a los habitantes para construir el primer parque eólico de la región, con tecnología de Gamesa, en el monte Orthris. A pesar de la crisis, el municipio tiene ingresos, de 50.00 a 100.000 euros, gracias al parque eólico de Rokas Renewables (Iberdrola). Con un efecto multiplicado en la economía local. El alcalde dice que no tiene recetas mágicas, se excusa, “me eligieron para trabajar” -en un país que reinaba la corrupción y el enchufismo. Es secreto es la capacidad de imaginar que las cosas pueden ser de otro modo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada