dimecres, 14 de novembre de 2012

Consumo colaborativo entre ayuntamientos vascos

publicat a noticiaspositivas


Una red de intercambio gratuito formada por ayuntamientos con la finalidad de prestarse entre ellos diferentes bienes y materiales municipales. Estas son las bases del proyecto Udaltruke, que el pasado verano puso en marcha la asociación de desarrollo rural Enkarterrialde en la comarca de Enkarterri (Bizkaia).
En esta iniciativa participan los 15 municipios socios de Enkarterrialde. El personal de dichas corporaciones locales puede acceder a la red privada online de Udaltruke, donde figura un catálogo elaborado con los artículos puestos en la comunidad por los distintos ayuntamientos. Se trata de artículos de frecuente uso para los consistorios, como por ejemplo motobombas, cortasetos, motosierras, material de jardinería, señalización en carreteras, taladros, desbrozadoras o sillas, entre otros.
“Nuestros principales usuarios suelen proceder de las oficinas técnicas y de cultura, ya que son los que más maquinaria necesitan y los que organizan más eventos. A veces, los ayuntamientos tienen que hacer obras y requieren por tanto materiales y herramientas. En el caso de la gente perteneciente a áreas como Cultura, Juventud o Mujer, hablamos de departamentos que suelen organizar talleres, fiestas, comidas populares, etc. Eventos para los que les puede venir muy bien algunas de las cosas que están en el catálogo “, explica a Noticias Positivas Arantza Suso, responsable de Udaltruke.
Suso añade que si una corporación encuentra algún objeto apropiado para sus fines en el catálogo y quiere acceder a su utilización, debe firmar un contrato para que se efectúe el intercambio, el cual será siempre completamente gratuito, con el ayuntamiento propietario del bien en cuestión. “En el contrato figuran aspectos como cuándo recoges el producto que quieres emplear, cuándo lo devuelves o para qué días en concreto te hace falta”. Udaltruke realiza además un seguimiento de todo el proceso de intercambio.
Con la finalidad de hacer una valoración económica de estos intercambios gratuitos, Udaltruke ha creado una moneda virtual, llamada uke, cuyo valor es de un euro igual a un uke. “Cada artículo tiene un valor en ukes, que se corresponde aproximadamente con el valor que tendría su alquiler en euros”, señala Suso. Todo ayuntamiento recibe un número determinado de ukes, correspondiente a los artículos que haya puesto a disposición de la comunidad en el catálogo.
“Este crédito en ukes es el que emplea un municipio para pedir. De modo que cada vez que un ayuntamiento presta algo, gana más ukes. Y si coge prestado de otros ayuntamientos, pierde ukes”, afirma la responsable de Udaltruke. Dicho sistema permite calcular a cada localidad la cantidad de dinero que se habría gastado si hubiera tenido que alquilar esos mismos objetos en el mercado convencional. De este modo, se logra una estimación de lo que se ha conseguido ahorrar sin mermar los servicios prestados por los ayuntamientos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada