dilluns, 21 de desembre de 2015

Iglesias supedita su apoyo al PSOE a que Sánchez acepte un referéndum

Article publicat a El País 
  • "Cualquier fuerza política que no entienda la plurinacionalidad de nuestro país está dispuesta a entregar el gobierno al PP", afirma el líder de Podemos


Podemos ha condicionado este lunes la hipótesis de apoyar al PSOE a que su líder, Pedro Sánchez, acepte el derecho a decidir y el referéndum catalán. El candidato de la formación, Pablo Iglesias, ha rechazado hablar de líneas rojas, ha negado tajantemente que esté dispuesto a permitir un Gobierno del PP, pero ha advertido que “cualquier fuerza política que no entienda la plurinacionalidad de nuestro país está dispuesta a entregar el Gobierno al PP”. “Parece que los señores que mandan en el PSOE no entienden que España es un país diverso y plurinacional”, ha afirmado el secretario general de Podemos, que con sus alianzas territoriales en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia ha logrado 69 diputados en el Congreso.
“Ni por activa ni por pasiva, Podemos va permitir un Gobierno del PP, ni con votos a favor ni con la abstención”, ha asegurado Iglesias, quien ha recordado que su formación ha quedado por encima del PSOE en ocho comunidades. Ha sido la más votada en Cataluña y en el País Vasco y se ha situado en segunda posición en la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana, Galicia, Baleares, Canarias y Navarra. Esta circunstancia lleva ahora al partido que nació hace menos de dos años a intentar una negociación de la reforma de la Constitución. Iglesias plantea cinco cambios, que califica de “inaplazables e imprescindibles”, para blindar el reconocimiento de los derechos sociales, cambiar el sistema electoral, prohibir las puertas giratorias, introducir un mecanismo revocatorio de los mandatos del Gobierno y consagrar el derecho de las comunidades a decidir su encaje territorial. El referéndum catalán es, en este contexto, “absolutamente imprescindible”.
Iglesias ha rechazado hablar de investidura y de pactos, aunque ambas cuestiones estarán sobre la mesa del Consejo Ciudadano, máximo órgano de dirección del partido, que se convocará después de Navidad. “Creo que los cambios que se están produciendo son evidentes. Nosotros no estamos hablando ahora de plantear nuestra investidura, sino de tender la mano. Cuando se vuelva a votar en España la tendencia va a continuar”, ha considerado antes de llamar a acometer una nueva Transición. “Tiene que haber un nuevo compromiso histórico en España”.
El líder de Podemos ha vuelto a mostrarse poco conciliador con Pedro Sánchez. Ha recordado que ese partido ha obtenido el peor resultado de la historia de la democracia y que ha perdido seis millones de votos. El resultado electoral, en su opinión, le coloca en una situación de debilidad. “El PSOE tiene que entender la pluralidad de este país y asumir el resultado. Parece que están más preocupados en hacer unas primarias internas que en España”. En cualquier caso, ha rechazado el término línea roja. “Ni líneas rojas ni negociaciones programáticas. Esas garantías son un pegamento de país. Es el momento de hablar de este país”. “A nosotros”, ha dicho, “nos toca ahora asumir la responsabilidad de Estado”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada